Tru64 y Charon

Charon-AXP, la línea de soluciones de emulación de hardware Alpha de Stromasys, ofrece a los negocios una manera de continuar ejecutando, no solo sus aplicaciones fundamentales, sino también el sistema operativo de legado Tru64.

A medida que el hardware Alpha envejece se hace cada vez menos confiable, pero las aplicaciones y el sistema operativo aún se encuentran en la mitad de sus ciclos de vida. Cuando estos Servidores Alpha de legado fallan, el culpable es usualmente el hardware, no las aplicaciones o el sistema operativo Tru64. Las soluciones Charon de Stromasys proveen un ambiente estable en el cual Tru64 puede ser ejecutado, asegurando la continuidad de negocios alrededor del mundo.

Estabilidad en UNIX Tru64

Tru64 UNIX (también conocido como UNIX Digital y DEC OSF/1 AXP) fue lanzado originalmente por Digital Equipment Corporation en 1992 como un sistema operativo para los sistemas DEC Alpha. Más de 25 años después, diversas compañías continúan ejecutando aplicaciones fundamentales en sistemas operativos Tru64, confiando en su estabilidad.

Desde que HPE descontinuara el sistema operativo y hacia finales del 2016 todo el soporte prestado, Stromasys ha estado ofreciendo no solo una solución de emulación de hardware para reemplazar el hardware Alpha en envejecimiento, sino también ofreciendo soporte en Tru64, ayudando a clientes a asegurar la continua confiabilidad de sus sistemas.

Soporte de Calidad para Tru64 y Soluciones Charon

El equipo de expertos en Tru64 de Stromasys provee soporte de alta calidad tanto para las soluciones Charon, quienes permiten emular el hardware DEC Alpha original, como para el sistema operativo Tru64 (además de sus sistemas de archivado de marca registrada AdvFS y el sistema de archivado de estándares industriales UFS) que se ejecuta por encima de éste. Stromasys respalda una gama de versiones Tru64, desde Digital Unix 3.2 a la Versión Tru64 5.1B, además de algunas iteraciones de TruCluster.

Con Charon, los usuarios Tru64 y las organizaciones que confían en este sistema operativo no tienen que preocuparse por inactividad causada por fallas en el hardware, o por un sistema operativo incompatible. Con la emulación de hardware, las aplicaciones se siguen ejecutando en Tru64 como lo hacían en el hardware original. No hay cambios en el software o sistema operativo, ni tampoco se requieren re-certificaciones.